Aristóteles dio a esta palabra el sentido estricto de Imposible, por ser contradictorio.

A partir de esta definición se da en filosofía a este término el significado de: aquello que no encuentra lugar en el sistema de creencias al que se está haciendo referencia; aquello que se halla en contradicción con algunas de tales creencias.

Para el existencialismo el absurdo es la substancia de la nada, el no ser.

En sentido general se utiliza el adjetivo absurdo, para calificar algo que es contrario y opuesto a la razón.

En psicodrama hay un tipo de dirección llamada táctica del absurdo. (Ver táctica del absurdo).


Se entiende por Acción en término generales, a todo ejercicio de una potencia. También se denomina Acción en sentido nato al efecto de cualquier hacer.

En psicodrama se denomina Acción al conjunto de actitudes, movimientos, gestos y palabras que los actores (protagonista y yo auxiliares) ponen en juego en el escenario psicodramático durante las interacciones dramáticas.

De este modo la Acción es la puesta en marcha de procesos de emisión que se mueven concomitante y coimplícitamente en diferentes niveles. Es el conjunto de mensajes, coincidentes o disonantes entre sí, que se emiten en diversos códigos durante la interacción con el fin manifiesto de ser percibidos, pero que también pueden ser la expresión de algún significado controlado consciente o inconscientemente para que no se manifieste. (Ver acción dramática).


La Acción Dramática es condición indispensable de la representación dramática.

Se entiende por Acción Dramática al desarrollo del conflicto dramático que se pone en proceso durante una representación dramática, si no hay conflicto dramático no habrá nunca Acción Dramática. (Ver conflicto dramático).

La acción dramática es el proceso mismo y el desarrollo de los opuesto conflictivos que contiene, siendo la acción dramática una totalidad de la que los opuestos conflictivos forman parte.

La acción dramática es un verdadero y típico proceso dialéctico en el sentido de que, en su despliegue, cada instante remite siempre a un paso anterior, así como está grávido del posterior, al cual tiende y lleva.

La acción dramática, como devenir, es en sí misma, la síntesis continente de todos los pasos del conflicto dramático y la suma de todas las unidades de opuestos que en ella se van desarrollando. Es también el encadenamiento mismo de esas unidades de opuestos.

La acción dramática, es una fuerza que viene de un punto y se dirige a otro a lo largo de la representación, su esencialidad no puede asirse en un instante sino solamente cuando se ha cumplido la totalidad de su despliegue.

El recorrido se subdivide en pequeñas unidades de acción cada una de las cuales se denomina unidad dramática. (Ver unidad dramática).


Término acuñado por Sergio Perazzo para designar el momento de la dramatización en que un rol imaginario conservado (ver conserva cultural) se transforma en rol psicodramático espontáneo y creativo, abriendo camino para la catarsis de integración. El término acción reparadoras define un fenómeno psicodramático diferente del término reparación, psicoanalítico e introducido por Melanie Klein y de configuración muy precisa. A su vez, el término psicodramático catarsis de integración sólo puede ser definido dentro de un proceso evolutivo, y por lo tanto, no puede ser aplicado puntualmente a un momento específico de una dramatización.

Neologismo utilizado por Moreno quien, otras veces con el mismo sentido, utiliza la palabra Actismo para distinguir sus propuestas de los marcos referenciales de la Reflexología, el Conductismo, el Gestaltismo y el Psicoanálisis.

Los dos términos pretenden señalar y denotar una síntesis significante.

Engloban todos los métodos de acción, las técnicas de acción y las investigaciones sobre la acción del Psicodrama, el Sociodrama y el Rol Planning. Todo lo que se desarrolla, se mueve, gesticula, aparece como figura y se transforma con el objeto de confluir en el acto creador se sintetiza con la palabra Accionista.

Deja un comentario