(Ver Audiencia)

Se denomina de este modo a la técnica psicodramática que facilita la presentación de uno o de cada uno de los integrantes del grupo. Es una técnica muy sencilla cuando se instrumenta en el momento adecuado del proceso de caldeamiento en un clima de cálida solidaridad grupal.

Consiste en sugerir que cada protagonista se presente a sí mismo y presente además junto con él a sus familiares, a sus amigos y a todos los complementarios significativos de su vida cotidiana.


Moreno denominó de este modo a la sesión de psicodrama en la que el trabajo apunta específicamente al proceso de elucidación de determinados valores.

En las secuencias escénicas de estas sesiones el núcleo de las dramatizaciones tiende a girar fundamentalmente en torno a las aspiraciones axiológicas de la psique.

Diferentes criterios de solidaridad, justicia, verdad, perfección o belleza, por ejemplo, entran en disonancia, oponiéndose antitéticamente para hallar la síntesis que permitirá la creatividad, la producción y la transformación axiológica.

Deja un comentario