Hace 30 años volví a Buenos Aires desde el Moreno Institute, Beacon, New York, con el primer diploma otorgado por Moreno a una Psicodramatista sudamericana.

Era muy joven en aquel entonces y ni siquiera lograba tener la dimensión clara de lo que eso significaría en mi vida – y por qué no – en el movimiento psicodramático…

No es mi intención en esta comunicación hacer una larga historia; sabemos que en el movimiento psicodramático en general se está dando un movimiento de agrupación que se expresa de diferentes formas; quiero solamente recordar nuestra historia.

Volvamos al año 70, a mi llegada a Buenos Aires y mi casi seguridad de que volvía con algo muy especial, que era el haber bebido en las fuentes. No quiero aquí hacer referencia a viejas historias intergrupales, sino sólo contar que yo comencé mi historia de formar psicodramatistas como me habían formado a mí.

Como dije antes, era muy joven y no era fácil abrir un camino nuevo en un mundo psicoanalítico por excelencia, ni tal vez yo tenia la fuerza suficiente. En aquel entonces nació el Instituto Moreno, con autorización de J.L Moreno, bajo mi dirección, por primera vez en Bs. As.

Realizó una bella tarea de formación y entre nosotros se encuentran trabajando psicodramatistas que se formaron en él y que han abierto nuevos caminos y/o instituciones.

Por razones – creo que básicamente personales – o por no saber cómo luchar en aquel momento, este Instituto no siguió trabajando, pero yo continué la formación de psicodramatistas en forma individual hasta que, con un grupo de diferentes tendencias,fundamos EPSIDRA, que trajo por primera vez a Zerka Moreno a Buenos Aires.

Luego, Carlos Mennegazzo y Mónica Zuretti (fundaron?) El Instituto Buenos Aires, que funcionó hasta el 85, cuando fue organizador del Primer Encuentro Internacional de Psicodrama. El Instituto se cerró ese año y con un grupo continuamos con el Centro de Psicodrama y Sociodrama, que desde 1992 lleva el nombre de Centro de Psicodrama y Sociodrama Zerka Moreno, con expresa autorización de Zerka Moreno para llamarlo con su nombre.

En algún momento de mi vida me pregunté por qué no había permanecido en torno a mí o conmigo una estructura homogénea y única. En aquel momento me dolía que así no hubiera sido. Luego entendí que el primer modo de multiplicarse de los seres vivos es la división, la partenogénesis. Nosotros, como grupo, como red viva y en crecimiento en afán de multiplicarse, utilizamos ésta, o a veces otra manera de crecer. Quienes se formaron como psicodramatistas conmigo, durante su formación, pudieron contar en todo momento con distintos formadores, como Zerka Moreno, Shirley Barclay, Marcia Karp, Gretl Leutz,Giovanni Boria, o incluir horas de estudio en otros Institutos. Con muchos seguimos trabajando juntos y otros muchos – muchísimos diría yo – han partido y armado su propio camino. Si de algo me enorgullezco es que creo que todos y cada uno de aquellos que estuvieron en contacto con esta historia, que se formó conmigo o con aquellos con quienes trabajo o he trabajado, se ha desarrollado desde la libertad, con enorme respeto y desplegando su propio estilo.

Treinta años después, me pregunto si he cumplido en traspasar a otros aquello que había recibido. Puedo decir que sí, aún cuando me haya equivocado tantas veces como los humanos nos equivocamos; pero también en lo que yo recibí seguramente hubo errores.

Después de esta larga introducción, quiero simplemente decir que con el correr de estos años poseemos, mas allá de una técnica, una filosofía de vida en aquello que compartimos y que esta red manifiesta:

  • No utilizar el poder y la interpretación para la coordinación de grupos
  • El compartir abiertamente el conocimiento
  • El compromiso social
  • La inclusión de una dimensión cósmica en nuestra tarea
  • El cuidado de quienes comparten el camino con nosotros
  • El reconocimiento de nuestra influencia en el dolor propio y ajeno
  • Un compromiso con el trabajo de sanación personal, grupal, social y cósmico
  • El conformar un grupo que sea básicamente una matriz continente de sus integrantes

Este ha sido un largo e importante trabajo que nos ha llevado el tiempo necesario para construir sobre esa red que ya somos: una estructura (flexible y en movimiento constante) con una identidad reconocida!

firma monica

Deja un comentario